Tiempo de lectura 6 min.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

¿900 toneladas anuales de lechugas acuapónicas por hectárea?

A menudo, en la Academia de Acuaponía Online, nos preguntan qué tanto se puede producir en un sistema acuapónico. Para que te hagas una idea, en este artículo haremos unos cálculos para determinar cuántas toneladas anuales de lechugas acuapónicas se podrían tener en una hectárea. Si tu terreno es más grande o más pequeño, calcula proporcionalmente y tendrás una idea aproximada de cuál puede ser su rendimiento anual.

Una hectárea son 10 mil metros cuadrados. La respuesta a cuántas plantas se pueden cultivar depende de la especie. Para este ejemplo vamos a realizar los cálculos con lechugas y cebollas de bulbo o cabezonas.

Te puede interesar: ¿Qué es la acuaponía?

Rendimiento potencial en siembra horizontal

Comienzo aclarando que estos cálculos se refieren a rendimiento potencial. Lo que significa que es un nivel de producción que se puede lograr si se cumplen las condiciones ideales y que se puede ver mermado por factores internos como las pérdidas de producto durante el proceso o externas como las limitaciones de los mercados para asimilar la oferta.

Habiendo dicho lo anterior, revisemos los cálculos.

En un sistema horizontal como el de la siguiente foto, por cada metro cuadrado se pueden tener 25 lechugas y con un tiempo de cosecha de 5 semanas, en un año se pueden tener 10 cosechas, es decir, 250 lechugas anuales por metro cuadrado. Eso significa que en una hectárea se podrían tener 2,5 millones de lechugas por año.

La operación es 25 × 10.000 × 10 = 2.500.000

Lechuga en sistema NFT

Si en lugar de lechugas fueran cebollas de bulbo, que permiten una densidad de 100 unidades por metro cuadrado y 13 semanas para cosecha -4 al año- , serían 4 millones de cebollas por hectárea por año.

La operación es 100 × 10.000 × 4 = 4.000.000

Pero alto ahí que las cosas no son así de fáciles.

No puedes tener tantas lechugas o cebollas sin poder tener acceso a cada una de ellas. Es necesario dejar un espacio para circulación que permita sembrarlas, vigilarlas y cosecharlas. También será importante reservar un espacio para la cría de peces. Debes disponer de la mitad del terreno o en el mejor de los casos, una tercera parte para esas labores.

En otras palabras, si dispones de 10.000 metros cuadrados de área de cultivo, debes disponer de 3000 a 5000 metros para circulación y tanques de peces. La productividad se reduce entre 30 y 50 por ciento. Si nos vamos por el punto medio, eso significa que en lugar de 2,5 millones de lechugas serían 1,5 millones (2,5 × 60%) y en lugar de 4 millones de cebollas por año serían 2,4 millones (4 × 60%).

Rendimiento potencial en siembra semivertical

También está la posibilidad de hacer siembra semivertical. Consiste en colocar sistemas NFT escalonados tipo pirámide como lo ilustra la imagen. Observa la alta densidad de siembra que se puede alcanzar.

Sistema semivertical
Sistema en forma de A

La densidad por metro cuadrado horizontal se duplica al usar el sistema piramidal en forma de A.

Si el ángulo con el que se levanta el triángulo es de 60 grados y la altura de la pirámide es de un metro y medio, como lo muestran la siguiente gráfica, la longitud del lado h es un poco más del doble del lado a. Para realizar los cálculos se apela a la trigonometría de triángulos rectángulos. Si quieres entenderlo de una manera fácil te invitamos a leer en nuestra web hermana el blog trigonometría para poetas.

Teorema del seno

Como consecuencia, con sistemas semiverticales tipo pirámide o tipo A, se podría duplicar la producción. En nuestro ejemplo, se alcanzarían 3 millones de lechugas anuales por hectárea o 4,8 millones de cebollas.

Ambas especies tienen peso similar, oscilando entre 200 y 400 gramos por unidad. Si tomáramos el dato medio de 300 gramos, se podrían producir 900 toneladas anuales de lechuga por hectárea o 1400 toneladas anuales de cebolla en ese mismo espacio.

Cifras nada despreciables, como puedes ver.

Cómo se compara con el rendimiento de sistemas tradicionales

De acuerdo con el Manual de Lechuga elaborado por la Cámara de Comercio de Bogotá, el rendimiento del cultivo de lechuga en 2012 para diversos países fue de 63 toneladas anuales por hectárea en India, 36 en Estados Unidos, 27 en España, 34 en Irán y 34 en la China.

Para el caso de la cebolla de bulbo o cebolla cabezona, en España se han registrado rendimientos entre 30 y 60 toneladas por hectárea por año. En Colombia esa cifra se reduce a 22.

Las siguientes imágenes muestran cómo ha sido el rendimiento histórico anual por hectárea para lechuga y cebolla de bulbo, de acuerdo con las cifras del Ministerio de Agricultura de Colombia.

Evidentemente, el rendimiento de sistemas tradicionales es bastante inferior al que podría presentar un sistema acuapónico.

Si tomamos un promedio de 30 toneladas anuales de lechugas o cebollas por hectárea en un sistema tradicional, el resultado es que el rendimiento con lechugas acuapónicas es 30 veces mayor y con cebollas acuapónicas es casi 50 veces mayor, aunque con algunas ventajas:

  • No se requiere tierra fértil. Es más, no se requiere tierra.
  • Se producen peces también.
  • Es una producción libre de pesticidas.
  • No depende de fenómenos climatológicos como la niña o el niño.

Qué tan viable es alcanzar ese nivel de producción

Nuevamente reitero. Son potenciales que podrían no darse, dependiendo de qué tan rigor tengas con el montaje y operación del sistema.

Un sistema acuapónico es altamente tecnificado. No me refiero a tecnología de punta como computadores o sensores. Me refiero a una técnica de producción en la que se puede lograr una muy alta densidad de producción gracias a que los peces producen la materia prima base para alimentar las plantas después de ser transformada químicamente por la acción de las bacterias nitrificantes. Por ello, alimentar los peces es el costo operativo más elevado en acuaponía.

Posiblemente, el mayor desafío estaría en lo comercial. Dependiendo de dónde tengas tu sistema, habría que ver si el mercado estaría en capacidad de absorber 900 nuevas toneladas de lechuga o 1400 nuevas toneladas de cebolla.

Con estos niveles de rendimiento, no se requieren superficies demasiado grandes para tener altos niveles de producción. Por ello, es muy factible fabricar comida en forma masiva dentro de los centros urbanos, lo más cerca posible de los consumidores. No es nada descabellado, y de hecho ya se está haciendo el montaje en bodegas de zonas industriales en las que mediante luces LED, se proveen las condiciones ideales de iluminación para que las plantas hagan fotosíntesis y crezcan tan rápido como su genética lo permita.

¿Te interesa aprender acuaponía en serio? Toma el Curso de Acuaponía para Principiantes. Es online y puedes empezar ya mismo.

Portada del curso de acuaponía para principiantes
Portada del curso de acuaponía para principiantes

Eso es todo por ahora. Si tienes alguna pregunta o comentario, déjalo abajo. Será un gusto tener noticias tuyas.

Mucho ánimo y buen genio.

Carlos

12 comentarios en «¿900 toneladas anuales de lechugas acuapónicas por hectárea?»

  1. Buen día Carlos, muy bueno e ilustrativo el documento
    Tengo una inquietud con relacion al tipo de estanques a utilizar en la cría de los peces. Estoy diseñando un sistema para cultivo de trucha arco iris y hortalizas. Tengo la duda de algunas especies que se comen la geomembrana HDPE y quisiera saber la trucha es una de estas y si conoce de experiencias.

    De otra parte que experiencias hay con otro tipo de hortalizas como el cebollin o frutales. Gracias

    Responder
    • Orlando, no sé de especies que se coman la geomembrana. La trucha es un pez carnívoro. La única razón que se me ocurre por la que un decida saciar su hambre con geomembrana sería precisamente porque tiene hambre. En el caso de la trucha, es más probable que decida optar por el canibalismo. Las carpas cuando tienen hambre buscan el alimento en el fondo de los ríos y lagunas, que suelen ser un lodo poco denso, razón por la cual pueden adquirir un sabor terroso. En un sistema acuapónico, con peces bien alimentados y sin tierra en el fondo de los tanques, no hay razón para que la trucha acuda al canibalismo o que el sabor de la carpa sea terroso.

      Responder
    • Las plántulas de lechuga las puedes comprar o producir tu mismo. Lo más aconsejable es lo primero debido a que es un negocio diferente, aunque nada impide que lo hagas tu mismo. La primera etapa, de semilla a plántula dura 3 semanas, la segunda, a la que se refiere el blog, dura 5 semanas.

      Responder
  2. Buenas tardes, me preguntaba si dentro del curso podría aprender a la técnica para hacerlo bajo techo con luz LED.
    Y di tiene experiencia en acyaponia con sistemas bioflog.
    Muchas gracias no solo por su respuesta si no también por compartir tanta información.

    Responder
  3. hola soy de cuba y estoy intersado en montar un sistema acuaponico de hecho ya estoy listando el terreno son alrededor de 400 metros cuadrados contara con tres poiscinas de tilapias de 7 metros cubicos cada una roja y aproximadamente 150 metros cuaqdrados para la siembra de lechhuga alcelga cilantro tambien fvh que se regara con la misma agua y leyendo a usted profesor me convenve mas lo montare en sistema piramidal con tubos de 2 » 1/2

    Responder
    • Excelente Pupo. La densidad que puedes logra se puede duplica prácticamente. Con 400 m² es mucho lo que puedes lograr. Los tubos de 2½ deberían ser de al menos 3 pulgadas.

      Responder
      • 20 a 25 cm puede ser. Depende de la planta. En algunas como cebolla de bulbo puede ser 10 a 15.

        La densidad de plantas por metro cuadrado depende del tamaño de la planta.

        Me explico:

        La lechuga por ejemplo, tiene unos 20 a 25 cm de diámetro, por ello, su densidad es de 25 unidades por m² aprox. En la cebolla cabezona, la parte más grande es la raíz -el bulbo- de unos 10 cm de diámetro. Podrías tener hasta 100 en un m². Con bulbos más pequeños -p. ej. cosechando cebollas tiernas-, se podría llegar a unas 200 unidades en el mismo espacio. Otras plantas más grandes, necesitan más espacio y su densidad disminuye.

        Cuando decides el tipo de planta que vas a sembrar y su nivel de madurez al cosecharla, estás también decidiendo la densidad de plantas (unidades por m²) que podrías llegar a tener.

        Lo siguiente es alimentar esas plantas y eso no depende mucho de cuántos m² ocupen. Por ejemplo, 100 lechugas demandan la misma cantidad de nutrientes, independientemente de que las tengas ocupando 1, 2 o 3 m². No es bueno en todo caso, que las tengas muy dispersas porque seguramente necesitarías una cama de plantas más grande y más agua en tu sistema. Los nutrientes estarían más diluidos y la planta debería esforzarse más «tragando» mucha agua para capturar los nutrientes que necesita.

        Responder
  4. Muchas gracias profesor, muy valiosa la información, estoy en el proceso de dimensiómiento del sistema y este articulo me viene a tiempo.

    Responder

Deja un comentario