Tiempo de lectura 6 min.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

La acuaponía en el aula de clase prepara a los estudiantes para un mercado creciente

La acuaponía en el aula de clase ofrece una oportunidad inmejorable para enseñar ciencias naturales a estudiantes en colegios y universidades. Química, física, biología, bacteriología e incluso matemáticas, todas se juntan alrededor de un sistema de muy fácil montaje que no requiere tierra, se puede tener en un espacio muy reducido y el consumo de agua es mínimo.

Hemos visto casos interesantes locales y remotos. En este artículo te presento dos ejemplos, pero antes de entrar en materia, podría serte útil aprender un poco más de acuaponía en el siguiente enlace en caso de que conozcas poco o nada sobre el tema.

Conocimientos en ciencias naturales que desarrollamos con la acuaponía.

La acuaponía en el aula de clase es una herramienta ideal para aprender ciertas habilidades en múltiples disciplinas. ¿Cuáles son esas habilidades?

La más importante de todas es aprender a producir plantas y peces en casa, libres de pesticidas. Eso es el día a día para quienes viven del agro, pero para la gran mayoría de personas, especialmente quienes viven en las ciudades, aprender esta habilidad es algo de extraterrestres.

Esta es una lista incompleta.

Biología.

Cómo son los plantas y los peces, es decir, su anatomía y cómo funcionan. Es lo que se denomina morfo-fisiología de plantas o peces. También se aprende nutrición de plantas y peces, qué los puede enfermar, cómo detectar e identificar sus enfermedades y cómo curarlos.

Capítulo aparte también merecen las bacterias, el corazón de la acuaponía. Son las que hacen casi todo el trabajo y tenerlas felices y bien alimentadas es indispensable.

Química.

Si hay algo muy importante en acuaponía es la química del agua. Una buena gestión le da salud a plantas, peces y bacterias. Las plantas crecerán verdes y hermosas y los peces grandes y vivaces. Las bacterias, muy laboriosas como abejas, producirán el alimento de las plantas.

Física.

Muy especialmente hidráulica, con varios metros cúbicos de agua en circulación permanente, habrá que aprender a diseñar usando la fuerza de gravedad como fuente de energía adicional para movilizar el agua en el sistema.

Electricidad.

Es la principal fuente de energía pues impulsa el agua dentro del sistema. Además, el hecho de usar fuentes alternas de energía es una oportunidad para aprender de energía solar y sistemas fotovoltaicos. También está la alternativa de sistemas portátiles basados en baterías e inversores para suministro de energía eléctrica.

Matemáticas.

No te vas a convertir en un experto, pero sí hallarás una aplicación muy concreta de las matemáticas básicas en un sistema acuapónico. Desde calcular cuál debería ser la cosecha anual de plantas hasta determinar la cantidad fosfato de sodio que se debe utilizar para disminuir el nivel de pH.

Otros conocimientos no relacionados con ciencias.

Emprendimiento.

No son pocos los acuaponicultores que quieren dar el salto hacia la comercialización de lo producido y los colegios no se pueden quedar atrás enseñando algunas bases de emprendimiento. ¿Cuáles son los costos anuales de producción, las ventas anuales o los productos ideales para el mercado que se atiende?

Carpintería y albañilería.

Son otras habilidades que para algunos de nosotros pueden ser las más difíciles. 😳

Debes aprender a unir tubos con tanques, colocar válvulas, calcular metros de tubería PVC y asegurarte de que al conectar todo no haya escapes. Además, si construyes un invernadero, seguramente tendrás que conseguir algunos recortes de madera, usar taladros, serruchos, martillos y armadores (destornilladores) en el proceso de ensamblaje.

Ejemplo 1

Esta nota nos llega del canal de noticias WGME CBS 13 en Portland, Estados Unidos, acerca de la acuaponía en el aula de clase.

En la UNE y la USM (Universidad de Nueva Inglaterra y Universidad del Sur de Maine) tienen sistemas acuapónicos para formar estudiantes que puedan aprovechar la ola de crecimiento de la acuaponía en el mundo y la exploten comercialmente.

En la UNE cuentan con un tanque de 600 galones -aproximadamente dos metros cúbicos- con 15 truchas arco iris, para alimentar 1000 plantas de 25 especies diferentes. Si mis cálculos no me fallan, con truchas adultas de al menos 10 kg cada una, tienen 150 kg de biomasa con la que pueden alimentar unas 3.000 plantas. Es muy posible que tengan una mezcla de truchas adultas y juveniles.

En USM, el equipo de acuaponía produce plantas para los servicios alimentarios de la universidad. Cuentan con 10 diferentes tanques con tilapia. Son 1.000 galones en total -casi 4 metros cúbicos- conectados a varias camas de plantas.

No lo menciona el artículo, pero para los fanáticos de las luces LED se puede observar que usan algunas de color violáceo. Resulta que los LED de cierta longitud de onda son ideales en acuaponía pues proveen la energía necesaria para la fotosíntesis. Particularmente útil para no depender de la luz solar disponible, que en ciertas latitudes varía bastante. Para ello debes entender cómo funciona la pigmentación en este enlace.

Observa las imágenes.

Mas información del artículo en este enlace.

Ejemplo 2

El segundo ejemplo es un colegio en Galán, Santander, Colombia.

La nota nos llega del diario Vanguardia y es acerca del semillero de investigación en acuaponía del Colegio Integrado Alfonso Gómez Gómez, en el que los chicos buscaban una solución para las épocas de escasez de agua en su región y encontraron una solución en la acuaponía.

Bajo el liderazgo del profesor de biología y química de la institución, un educador veterano con 25 años de experiencia, colocaron 300 cachamas en un tanque de nueve metros cúbicos para producir una gran variedad de vegetales.

Como resultado, el proyecto resultó elegido entre los dos mejores proyectos a nivel nacional en la feria regional del programa Ondas, patrocinado por el Ministerio de Ciencias de Colombia, en el que participaron proyectos de nueve departamentos. Mira el video.

La información completa la puedes ver en este enlace.

Cómo aprender acuaponía en serio

Si quieres tomarte la acuaponía en serio, no te pierdas el curso para principiantes. No son 4 o 6 horas. Son más de 30 horas para aprender a profundidad cómo montar un sistema acuapónico. Es 100% online para aprender en cualquier momento y lugar. Para más detalles haz clic en la imagen.

Portada del curso de acuaponía para principiantes
Portada del curso de acuaponía para principiantes

Y eso es todo por hoy.

Mucho ánimo, buen genio y guárdate estos días para que no te infecten o no infectes a otros.

Carlos

Deja un comentario