Tiempo de lectura 5 min.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

Si no tienes una fuente alterna de energia, puedes tener serios problemas

Uno de los peores momentos que puede vivir un acuaponicultor es sufrir un corte de energía sin contar con un sistema alterno de emergencia que permita hacer frente a esa eventualidad. El sistema puede colapsar. Los peces y las bacterias pueden morir en menos de una hora. En este artículo te cuento un poco de la importancia de las energías alternativas en sistemas acuapónicos y cómo lo estoy manejando en este momento.

¿Por qué un corte de energía es tan grave para un sistema acuapónico?

Muy simple: los sistemas acuapónicos son sistemas cerrados en los cuales no hay renovación del agua. Por eso, los desechos se acumulan gradualmente en el sistema. Sin embargo, gracias a la presencia de las bacterias nitrificantes, el amonio, que es uno de los desechos más peligrosos, se convierte en nitrato que puede ser utilizado por las plantas como nutriente.

Esta conversión requiere de oxígeno para llevarse a cabo. El oxígeno que se diluye normalmente en la superficie del agua no es suficiente para un sistema acuapónico porque, tanto peces como plantas y bacterias requieren de este gas. Por esta razón se debe utilizar un sistema de aireación de algún tipo, que generalmente es impulsado por energía eléctrica.

En un sistema pequeño, de unos 6 m² de cama de plantas, y un tanque de peces de 1 m³, se deben tener al menos 10 kilogramos de biomasa en peces, que es una densidad mucho mayor que la que se encuentra en el ambiente, y que consume bastante oxígeno.

Cuando se presenta un corte en el suministro eléctrico, estos peces, lo mismo que las bacterias, consumen el oxígeno disuelto en el agua, a una velocidad que depende de la cantidad de peces, su tamaño y la temperatura del agua.

Aunque no hay datos exactos de cuánto pueden soportar estos sistemas en caso de corte de la energía eléctrica, al cabo de una hora, ya puede verse que los peces empiezan a sentir la falta de oxígeno y a buscarlo en la superficie del agua.

¿Qué consideraciones se deben tener en cuenta?

Evidentemente se requiere de un sistema de emergencia que suministre electricidad en casos de interrupción de su suministro. Hay algunas consideraciones importantes.

Biomasa de peces. Primero que todo la biomasa de peces que se tiene, puesto que a mayor biomasa, mayor consumo de oxígeno, y menor tiempo de supervivencia sin aireación.

Temperatura del agua. Con la temperatura pasa algo similar, a mayor temperatura menos oxígeno disuelto y por ende, menor la duración del oxígeno en el agua.

Duración del corte. Otra consideración clave es el tiempo de interrupción del suministro de energía eléctrica. Un corte mayor de dos horas puede ser fatal en las condiciones descritas.

Cuáles son las fuentes alternas de energía.

Como fuentes alternas de energía eléctrica podemos considerar las plantas generadoras, que son ruidosas, contaminantes, y no están diseñadas para mantenerse encendidas durante varias horas seguidas.

Otra posibilidad son los aireadores que trabajan con baterías recargables. Son de muy baja capacidad y no son una alternativa confiable. ¡Ya lo ensaye! No me fue bien. 😒

Una tercera posibilidad son sistemas fotovoltaicos o eólicos que permitan la generación y almacenamiento de energía para hacer frente a las emergencias. Sin embargo, son costosos y requieren de expertos para su montaje.

Podemos ilustrar estos conceptos con un ejemplo.

Un sistema pequeño como el descrito puede utilizar unos 50 a 60 vatios-hora (Wh). Supongamos un corte de luz de 6 horas. Por lo tanto necesitaremos como mínimo 300 a 360 vatios. Un sistema fotovoltaico con todos sus aditamentos, que genere y almacene esta energía puede costar entre 2 y 3 millones de pesos colombianos (600 a 900 dólares).

Los sistemas eólicos, también son costosos y pueden llegar a ser ruidosos, lo cual sería un problema para la convivencia con los vecinos en el caso de la acuaponía casera.

Igual ocurre con las plantas de emergencia o generadores eléctricos que se manejan con combustibles fósiles. A eso hay que añadir el mal olor que despiden al funcionar.

El uso de un generador portátil

Una alternativa interesante en la que estoy incursionando actualmente son los llamados Power Bank. Se trata de generadores portátiles, que generalmente están constituidos por baterías de litio, acompañadas de un sistema inversor de corriente y reguladores para evitar sobrecargas.

Estos equipos cuentan con clavijas para conectarse a la red eléctrica de la casa y cargar sus baterías. Para suministrar energía, cuentan con varias salidas USB, varias DC y AC de 110 voltios. La cantidad de energía que pueden almacenar depende del modelo.

Yo adquirí un equipo de 300 Vatios, que cuenta con dos lámparas LED de alta intensidad para utilizar en emergencias. Es un equipo liviano y pequeño, fácil de transportar de un lado a otro de la casa, y muy fácil de usar. Además posee un indicador digital de carga.

Otra característica interesante es la posibilidad de conectarlo a paneles fotovoltaicos, sin necesidad de reguladores y baterías porque el equipo los incluye. Eso facilita la utilización de la energía solar para los sistemas acuapónicos.

Lo he utilizado en dos ocasiones con excelentes resultados. Aunque solo tiene 300 vatios de capacidad, se puede utilizar en un esquema que incrementa el rendimiento, así:

Ante un corte de energía, se cronometra media hora, y se conectan los equipos de aireación y bombeo al Power Bank. Se deja una hora, se apaga y se espera otra media hora. Se vuelve a prender otra hora, y luego se apaga otra media, y así sucesivamente hasta acabar la carga, o hasta que regrese la energía eléctrica.

Con las condiciones de sistema pequeño citadas anteriormente, este esquema de uso puede dar unas 6 a 7 horas si la biomasa no pasa de 15 kg.

¿Que desventajas presentan estos sistemas?

La principal es el precio. Yo compré uno por Amazon a 290 dólares y puesto en mi casa el costo fue de 1.200.000 pesos (350 dólares). El excedente se va en transporte e impuestos. Aún así, resultó más económico que la alternativa en Mercado Libre, donde la opción más económica costaba 1.400.000 pesos (412 dólares)

Adicionalmente, deben ser protegidos del agua y cuando se utilizan debe colocarse en ambientes abiertos.

Sin embargo, la tranquilidad que suministran creo yo bien vale el precio y las pequeñas desventajas que pueda tener.

A continuación les muestro algunas fotos del equipo

Peso: 3.3 kilogramos
Tamaño: 17 × 8 × 18 centímetros

Eso es todo por ahora. Espero que la información te sea útil. Si tienes algún comentario o pregunta, siéntete libre de escribirla abajo.

Saludos para todos.

1 comentario en “Si no tienes una fuente alterna de energia, puedes tener serios problemas”

Deja un comentario